La herencia genética en los trastornos bipolares

Los trastornos bipolares son enfermedades hereditarias. Con esto nos referimos a que es frecuente encontrar antecedentes familiares de trastorno bipolar o de otros trastornos del estado de ánimo como la depresión. En esta noticia expondremos en qué medida el trastorno bipolar puede ser explicado por factores de tipo hereditarios.

Mapa genético o cariograma

Cuando una persona con trastorno bipolar tiene un hijo, éste tiene más riesgo de desarrollar la enfermedad que los hijos de las personas que no tienen trastorno bipolar. Este riesgo se sitúa alrededor de un 10-20% cuando uno de los padres padece trastorno bipolar. Por lo tanto, hay una probabilidad del 80-90% de que el hijo no padezca trastorno bipolar. Se ha visto que hay una probabilidad algo mayor de transmisión de la enfermedad por parte de la madre que por parte del padre.

Por el momento, el diagnóstico de la enfermedad se hace a nivel clínico, es decir, el psiquiatra valora qué síntomas tiene la persona. No es posible realizar el diagnóstico a través de pruebas genéticas ni de neuroimagen.

La transmisión genética del trastorno bipolar no siempre es inmediata ya que a veces la enfermedad se puede transmitir, por ejemplo, de abuelos a nietos. Por otro lado, no siempre se hereda el mismo tipo de enfermedad, ya que un padre con trastorno bipolar tipo II puede transmitir al hijo ciclotimia.

Diferentes estudios nos indican que hay diversos genes implicados en la causa del trastorno bipolar. Los estudios indican que los cromosomas 4, 12, 18, 21, 22 y X están implicados en la enfermedad.

Por otro lado, los estudios comparados de la incidencia de trastorno bipolar en gemelos idénticos (monozigóticos) con respecto a la incidencia en gemelos no idénticos (dizigóticos) son una forma de estimar la heredabilidad de la enfermedad. Según un estudio llevado a cabo por Bertelsen y colaboradores, la concordancia entre gemelos monocigóticos era del 67%, más de tres veces de los resultados encontrados en gemelos dizigóticos (20%). Es decir, en el caso de gemelos idénticos, si un gemelo tiene trastorno bipolar, el otro gemelo tiene una probabilidad del 67% de padecer la enfermedad.

Como conclusión, existe un consenso en afirmar que el trastorno bipolar es una enfermedad de causa genética. Hemos visto que se da con más frecuencia en miembros de una misma familia y entre gemelos que son idénticos. También se han identificado seis genes que parecen implicados en la génesis del trastorno bipolar. Es necesaria más investigación en este campo que permita mejorar el diagnóstico y el tratamiento de las personas con trastorno bipolar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s