Un estudio pionero de análisis genético ayudará a identificar los restos de la Guerra Civil

  • Una investigación conjunta de la UPF y la UAB permitirá crear perfiles genéticos más completos de los cuerpo
  • Los datos obtenidos revelarán características que podrán ser comparadas con parientes de hasta segunda generación

Un estudio pionero de análisis genético ayudará a identificar los restos de la Guerra CivilVista de una fosa común con diez cuerpos de soldados republicanos de la Guerra Civil hallada en la localidad alavesa de Etxaguen, hasta la fecha el mayor enterramiento de este tipo encontrado en el País Vasco (Propias)

La Guerra Civil dejó tras de sí cerca de 130.000 muertos y alrededor de 114.000 desaparecidos, según cifras de los colectivos de memoria histórica. Actualmente, el Ministerio de Justicia tiene constancia de 2.000 fosas comunes con cuerpos todavía sin identificar. Ahora un estudio pionero conjunto de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) pretende empezar a ponerles nombres. Los investigadores han aplicado técnicas nuevas de análisis forense que les permiten obtener un perfil genético más completo en restos muy degradados y compararlos con los de familiares de hasta segundo grado.

Hasta el momento, la mayoría de identificaciones de los restos hallados en fosas comunes eran poco fiables ya que se basaban en las características físicas y morfológicas del cuerpo, así como en los objetos personales que podían ser reconocidos por los familiares. Y a pesar de analizar el ADN, los resultados no eran del todo precisos debido al estado de degradación de los restos, que revelaban pocos datos y sólo permitían realizar un perfil genético parcial.

Así, con las técnicas anteriores sólo era factible realizar pruebas de parentesco -que eran muy caras y tomaban mucho tiempo- cuando los familiares reclamaban un cuerpo de una fosa en concreto. “Nos limitábamos a universos pequeños, sabiendo que alguno de los restos hallados coincidiría genéticamente con quien lo reclamaba. Y aun así la certeza no era total”, explica Assumpció Malgosa, investigadora de la Unidad de Antropología Biológica y jefa del Grupo de Investigación en Osteobiografía de la UAB.

Pero el estudio elaborado conjuntamente por las dos universidades catalanas y encargado por la Generalitat de Catalunya ha aplicado las tecnologías más innovadoras en materia de secuenciación de ADN a la genética forense y ha permitido realizar análisis muy precisos en restos muy degradados, incluso en los que ya han perdido hasta la mitad de la información. La nueva técnica empleada por los investigadores permite obtener hasta 200 marcadores genéticos, lo que genera un perfil genético muy preciso que puede ser comparado con familiares de hasta segunda generación, es decir que compartan sólo el 25% de ADN con los restos.

Además, esta metodología puntera, basada en técnicas de NGS (Secuenciación de Nueva Generación, en sus siglas en inglés), permite ampliar determinadas regiones variables del ADN. Y eso proporciona una gran capacidad analítica desvela información sobre fenotipos, datos sobre la apariencia física de los cuerpos. “Podemos encontrar características únicas y personales como el color de los ojos o del pelo, que pueden ser de gran utilidad para relacionar los restos con los de un familiar desaparecido y, a partir de ahí, se procedería a la comparación genética”, afirma Ferran Casals, jefe del Servicio de Genómica y profesor del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud en la UPF.

Los investigadores aplicaron las nuevas técnicas en los restos de la fosa común de Gurb (Barcelona), donde se descubrieron un total de 13 cuerpos de los cuales fueron reclamados cuatro. En 2008 se procedió a elaborar sus perfiles genéticos pero, debido al estado de degradación en el que se encontraban los restos, sólo fue posible obtener suficiente información del ADN de uno de los cuerpos, que finalmente se logró identificar comparándolo con sus familiares. Al resto de cuerpos se les dio una identidad que no pudo ser comprobada totalmente en base a sus objetos personales y características morfológicas.

Ahora, con las nuevas técnicas de secuenciación, el ADN disponible en aquellos restos es suficiente para realizar un perfil acotado que permita relacionarlos con sus familiares. “Es un gran éxito porque por fin tenemos esa información que hace años que buscábamos pero no podíamos ofrecer”, afirma Jaume Bertranpetit, investigador del Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF), quien asegura que la fiabilidad de los análisis supera el 99%, sin llegar nunca al 100%.

A partir de aquí el objetivo es aplicar esta técnica en el resto de fosas descubiertas. “El gran problema que hemos tenido hasta ahora es que muchas acogen restos de soldados en retirada por lo cual, si los familiares no saben dónde cayeron sus parientes, no los pueden reclamar”, explica Malgosa.

Las nuevas técnicas de secuenciación de ADN pueden facilitar la identificación de todos esos cuerpos, pero para ello sería necesario un punto de partida, por lo que el próximo paso es la creación de un gran banco de ADN. “Cuantos más familiares aporten datos relevantes de los restos que buscan, así como muestras genéticas -como saliva o pelo-, aumentan las posibilidades de reconocer cuerpos concretos aunque no hayan sido reclamados”, apunta Bertranpetit, que añade que por primera vez “estamos delante del reto de la identificación de restos”.

Este salto científico podría dar respuesta a la búsqueda de millares de familias que quieren localizar a sus parientes. Y así devolver la identidad a quienes hace más de 75 años que esperan recuperar su nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s